Blog

23. mar., 2018

 EL SECRETO PARA UN BUEN ENTENDIMIENTO

 

RESPETAR AL OTRO Y TRATAR DE EMPATIZAR CON ÉL TE AYUDARÁ A CONSEGUIRLO

Antes de discutir con alguien deberíamos hacernos esta pregunta: ¿Cuál es el objetivo, ganar o llegar a un acuerdo?  Si quieres esto último, ésta es la estrategia a seguir.

Vivimos en una época convulsa. La sensibilidad está a flor de piel y los conflictos son frecuentes.

A nadie le gusta discutir, sobre todo con personas que apreciamos, pero, a veces, es necesario hacerlo. Si lo llevamos a cabo de manera constructiva, podremos llegar a un acuerdo sin enfadarnos ni ofrender a nuestro interlocutor.

"El secreto para evitar las discusiones es la comunicación afectuosa y respetuosa" John Gray

BUENAS MANERAS Y TOLERANCIA

Por regla general, solemos discutir en clave negativa. Cuándo tenemos delante a una persona que no puensa como nosotros, nuestra primera reacción es ponernos a la defensiva y tratar de ganarle la partida con nuestros argumentos. Pero esta actitud, en lugar de resolver el conflicto, no hace más que agravarlo. Para evitarlo, sigue estos pasos.

No pierdas los nervios.-

Aunque te cueste, debes mantenerte tranquilo. Sé respetuoso y no pierdas el control en ningún momento. Evita que la conversación degenere en insultos, grios o descalificaciones. No olvides que las malas maneras te desacreditan ante los demás.

"El objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, sino el progreso"  Joseph Joubert

Escucha a tu interlocutor.-

Deja que diga todlo lo que tiene que decir, prestando atención y sin interrupirlo en ningún momento. De esta manera, además de hacerte una idea de cómo piensa sobre el tema que os ocupe, conseguirás que libere la tensión que es muy posible que acumule

Respeta su opinión.-

Aunque no estés de acuerdo con ella, es tan legítima como la tuya. Además, escuchar otros puntos de vista diferentes a los tuyos puede darte una información muy útil a la hora de valorar un tema en particular.

LA MEJOR FORMA DE LLEGAR A UN ACUERDO

Una ves se han expuesto las dos posturas, es el momento de negociar. Para ello, es necesario ser flexibles y tener pacinecia, ya que es algo que dificilmente se consigue a la primera.

Un acercamiento mutuo.-

Cuando las posiciones están encontradas, es necesario que ambas partes cedan un poco para llegar a un terreno común. No trates de imponerte ni con el tono de voz ni con tus ademanes.

Discúlpate si es necesario.-

Si, por alguna ra´zon, tu interlocutor está molesto, no dudes en pedirle perdón de forma sincera. No creas que eres menos por hacerlo, tolo lo contrario. Conseguirás dar un importante paso adelante en la discusión y llegar más fácilmente al acuerdo.

Adopta una actitud empática.-

Tu interlocutur agradecerá que trates de comprenderlo. Frases como "Comprendo que te sientas molesto" ayudan a crear un ambiente satisfactorio para el entendimiento.

 

LAS REGLAS DE ORO PARA HABLAR SIN ENFADARSE

1. Evita el resentimiento.- Céntrate únicamente en el tema que os ocupa

2. No descalifiques al otro.- No critiques a la persona ("eres un impuntual"), sino la acción ("no me gusta que llegues tarde")

3. Sé Asertivo.- Evita las actitudes agresivas pero también las excesivamente inhibidas. Lo correcto es estar en el punto medio

 

10. dic., 2017

Y NO DEPENDAS DE LA APROBACIÓN AJENA

SUPERAR EL MIEDO AL RECHAZO PASA POR GANAR CONFIANZA EN TI

"No conozco la clave del éxito -dijo en una ocasión Woody Allen-, pero la clave del fracaso está en tratar de complacer a todo el mundo"

Coge el timón de tu vida porque, para ser feliz, es más importante saber lo que quieres y luchar por tus sueños, que perder tu precioso tiempo buscando el beneplácito de los demás.

Si te cuesta dar un solo paso sin contar con la aprobación de los tuyos o, en tus decisiones del día a día, pesan más las opiniones y los deseos de los demás que los tuyos propios, sigue leyendo.

TU MEJOR APUESTA ES CREER EN TI

Confía en tu criterio.

Cuánto más tranquilos y satisfechos estamos con nosotros mismos, menos nos importa la mirada de los otros. Y al revés. Cuanto más descontentos o inseguros nos sentimos, mayor es la necesidad de contar con la aprobación ajena

COMO ACTÚAR

El Secreto para reducir esa dependencia está en reforzar nuestra autoestima. La opinión de los demás puede importarnos, pero no debería desestabilizarnos.

Si te aceptas y te quieres tal y como eres, con el tiempo aprenderás a depender menos de los juicios ajenos y, al mismo tiempo, lograrás ser más tolerante con tu entorno porque serás consciente de que los demás son tan saludablemente imperfectos como tú.

Alimenta tu autoestima.

Céntrate en "nuestra única y especial forma de ser y de hacer y no en la búsqueda de la valoración externa"  Raimon Samson "Coach"

En resumidas cuentas, se trata de ser uno mismo el que se recuerde, también, en momentos de crisis, todo lo que vale. Sólo así podremos sacar el máximo provecho de nosotros mismos y dar lo mejor, tanto a nivel personal como profesional, sin depender de los demás ni obsesionarnos por los resultados.

COMO ACTÚAR

Solemos contentar a las personas de nuestro entorno para que nos quieran más, pero funciona al revés. Sólo cuando nosotros nos queremos bien conseguimos que nos aprecien (y respeten) más.

"Una persona con la autoestima saludable es sabia sin ser pedante, asertiva sin ser agresiva, poderosa sin necesitar la fuerza, ambiciosa sin ser codiciosa, profunda y no banal, humilde sin ser servil y valiosa sin ser ogullosa"   R. Samsó

 

REPORTA GRANDES SATISFACCIONES

Aparentar o ser, tú eliges.

¿Has perdido la ilusión? ¿Todo te cuesta grandes esfuerzos? Actuar como los otros desean para "dar la talla" o "cumplir con lo que se espera de nosotros" resulta agotador, aparte de nocivo.

"El mayor peligro de engañar a los demás, está en que uno acaba, inevitablemente, por engañarse a sí mismo",  Eleonora Duse, actriz

COMO ACTÚAR

Escucha tu voz interior y escoge bien tus batallas.  Nuestro caudal de energía es más valioso como para desperdiciarlo.

Cede espacio a tus deseos.

Haz un ejercicio de introspección y detecta dónde están tus conflictos internos. Cada vez que comiences una frase con un "debería quedar bien"; "ser más sociable"; "vestir más a la moda"; "ganar más dinero", etc. tendrían que saltar las alarmas

COMO ACTUAR

Todos esos "deberia" denotan una lucha entre tus propias necesidades y las de los demás o entre lo que sería correcto hacer y lo que tú, realmente deseas. Si tratas de actuar en cada momento acorde con lo que piensas y sientes, tu vida cobrará un nuevo sentido. 

 

Si temes el rechazo...

Ganar independencia y autonomía para ser tú mismo tendría que ser tu única preocupación. Y es que la autenticidad casi siempre viene acompañada de una gran serenidad y de cierta despreocupación por "el qué dirán".

 

COMO ACTUAR

Ser fiel a nosotros mismos, que no es otra cosa que atender nuestros deseos y respetar nuestra forma de ser, es la forma más segura y rápida de alcanzar la tan ansiada Paz Interior y de vivir una vida más plena.

"El éxito consiste en obtener lo que se desea. La Felicidad, en disfrutar lo que se obtiene".  Ralph Waldo Emerson, escritor estadounidense

27. oct., 2017

RECUPERA EL RUMBO,

 ENTRENANDO TU CAPACIDAD DE ACEPTACIÓN

Saber cuándo merece la pena seguír nadando contracorriente y cuándo es mejor fluir con la vida no es una lección fácil de aprender ¿Tienes dudas?  Mide tus fuerzas y valora los pros y los contras.

A Veces, una retirada a tiempo puede convertirse

en la mejor victoria.

Aprender a discriminar cuándo está justificado actuar y cuándo no, es lo que los expertos en psicología llaman sabiduría.

Aunque el aprendizaje acumulado durante años es de gran ayuda -"la sabiduría es hija de la experiencia", decía el gran Leonardo da Vinci-, hay ocasiones en las que, sencillamente, no sabemos hacia dónde tirar: ¿insisto y sigo esforzándome hasta dejarme la piel si fuera necesario, o acepto que ésta ya no es mi lucha y abandono el campo de batalla?

 

"La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la Virtud, en llevarlo a cabo"  David Starr Jordan

 

           DESCUCRE DÓNDE ESTÁN TUS LÍMITES

1. Mide las reservas.-

Nuestro caudal de energía físico y mental no es infinito. ¿Te sientes con fuerzas para seguir avanzando? Pon toda la carne sobre el asador y ¡ve a por ello!.

De lo contrario -te has instalado en la queja, todo se te hace cuesta arriba, etc.-, haz un alto en el camino y replantéate la situación.

Pensar en tu futuro da buenos resultados: ¿dónde te gustaría estar?, ¿Qué te impide llegar? ¿a qué tienes que renunciar para lograr tus aspiraciones?

2. ¿Cómo vas de entusiasmo?.-

A la hora de alcanzar un sueño, la perseverancia cuenta tanto como la ilusión, el motor de la motivación.

No se trata de llegar a buen puerto cueste lo que cueste, sino de alcanzar nuestro destino con niveles aceptables de vitalidad.

¿Cómo si no vamos a disfrutar del logro? Si al superar una etapa, sientes un vacío inexplicable o la satisfacción se desvanece con frustrante velocidad, plantéate si has elegido bien tu meta final.

3. Qué te mueve.-

Antes de seguir a disgusto con algo, piensa qué es lo que te hace estar ahí: ¿el deseo sincero de conseguir un reto?, ¿cumplir con las expectativas de otra persona?, ¿el conformismo?.

La mente es muy testaruda y se resiste al cambio. A veces, prefiere perpetuar una situación, a pesar de darnos pocas o cero alegrías, que aceptar una derrota y volver a empezar.

"Preferimos lo conocido a lo desconocido, puesto que lo nuevo suele generar incomodidad y estres. Todo cambio es incómodo, como cuando queremos reemplazar unos zapatos viejos por unos nuevos" Walter Riso, en su libro "Pensar bien, sentirse bien"


HAZ UN GIRO DE TIMÓN

La forma más segura de aumentar nuestro nivel de satisfacción personal es marcarnos objetivos que estén al alcance de nuestras posibilidades.

A más sacrificio, ¿mayor recompensa?.-

Ni mucho menos. Si la ambición por progresar se vuelve en tu contra, pisa el freno y haz un esfuerzo por valorar lo que ya tienes en lugar de vivir pendiente de lo que te falta. 

"Ponerse metas poco realistas o querer llegar a todo es la receta perfecta para lograr un constante sensación de insatisfacción"  Alberto Soler

               BUSCA OBJETIVOS COMPATIBLES

Aspirar a tenerlo todo sin renunciar a nada, señalan los especialistas, conduce al estrés y a la insatisfacción permanente.

Practicar el realismo.-

Tener deseos incompatibles, es terreno abonado para la frustración.

Es difícil  conseguir un ascenso sin asumir nuevas responsabilidades, querer ampliar la familia y desear más tiempo libre... Detrás de una gran decisión, casi siermpre hay una renuncia.

Asumir ese acuerdo es lo que nos permite conseguir nuestras metas sin perder el aliento.

15. sep., 2017

CONOCERTE MEJOR

TE AYUDARÁ A SUPERAR ESA SENSACIÓN DE VULNERABILIDAD A FLOR DE PIEL

¿Te emocionas con facilidad?. ¿Das muchas vueltas a las cosas? ¿Captas sutilezas que pasan desapercibidas para el resto de los mortales?

Sigue leyendo, todo tiene una explicación….

Según señalan los expertos, una de cada cinco personas es altamente sensible. Esta característica de tu personalidad no tiene por qué ser negativa. Si sabes gestionarlo, te convertirás en una persona receptiva, que vive con los brazos abiertos al mundo, con una gran sensibilidad artística y una excelente capacidad para disfrutar la vida al máximo.

ASUMIRLO, ES EL PRIMER PASO

Una persona se clasifica como altamente sensible cuando reúne estas peculiaridades:

1. Tu mente no descansa.-

Tiendes a fijarte en los detalles y procesas la información que recibes profundamente. Reflexionas mucho sobre los temas en general y sueles dar vueltas a las cosas para comprenderlas mejor.

2. El exceso de estímulos te satura.-

Te sientes fácilmente abrumado/a cuando debes procesar mucha información a la vez: si tienes varios frentes abiertos, sufres un pico alto de trabajo, hay mucha gente hablando o moviéndose al mismo tiempo, demasiado ruido, etc.

3. Eres todo/a emoción.-

Las personas altamente sensibles con muy profundas y se conmueven con suma facilidad. Para bien y para mal, tu manera de experimentar la felicidad, la tristeza, la alegría, la injusticia, la decepción, el placer, etc. es intensa.

4. En estado de sobrealerta.-

Tu sensibilidad está tan desarrollada que captas con habilidad los pequeños detalles: sutiles cambios en el entorno, variaciones en el estado de ánimo de las personas, etc. Eres capaz de sentir en tu propia piel las emociones de los demás, como si las estuvieras experimentando tú mismo/a.

5. A qué se debe.-

La explicación científica que dan los especialistas es que el hemisferio derecho de las personas altamente sensibles, la zona relacionada con las emociones, sentimientos y la creatividad, está más activo. 

 

CANALIZA LOS ESTÍMULOS

¿Quieres vivir este rasgo de tu personalidad sin sentirte tan expuesto/a y vulnerable?

1. Sintoniza la frecuencia adecuada.-

Tienes una excelente antena receptora, pero debes saber hacía dónde enfocarla para recibir “buenas ondas”. Si te saturas con una frecuencia, sintoniza otra. Eso significa centrar tu atención en otros asuntos o personas.

2. Siéntete útil.-

Al igual que quien es inquieto debe buscarse tareas que le mantengan entretenido, tú necesitas sentirte útil. Tu capacidad de entrega es muy alta, pero tienes que ser selectivo/a: Tu capacidad de entrega es muy alta, pero tienes que ser selectivo/a: Busca a personas que sean merecedoras de tu apoyo e involucración. Si no te sientes valorado/a o gratificado/a, establece límites y aprende a decir “no”.

3. Busca la intención positiva.-

A veces, nuestra mente hace interpretaciones negativas –“lo ha hecho adrede”-, “seguro que eso iba por mí”, etc., interpretaciones que no siempre se ajustan a la verdad. Baja el nivel de susceptibilidad concediendo el beneficio de la duda. ¿Te cuesta?. Pon freno a tus pensamientos con frases relativizadoras, tipo: “Sus razones tendrá”, “no es tan importante, para qué darle más vueltas”, etc.

4. Fuerzas en equilibrio.-

“Somos más sensibles a los males que aquejan a este mundo que a los bienes que lo adornan”, decía la Reina Cristina de Suecia.

Sé consciente de esta tendencia tan humana para no dejarte arrastrar por los contratiempos. Si es necesario, no entres en conversaciones catastrofistas y limita tu exposición a las noticias alarmantes.

“La inteligencia emocional representa el 80% del éxito en la vida” Daniel Goleman, psicólogo

 

ENCAUZA TU CREATIVIDAD

Un gran número de personas sensibles tienen talento artístico. Sensibilidad y Creatividad siempre han ido de la mano.

Saca tu vena artística.-

Explora, capta, transmite… Seguro que hay algo que te emociona y te gustaría compartir a través de la fotografía, la escritura, la pintura, el canto, tocar algún instrumento musical, el dibujo, etc. ¡Adelante!

Como terapia.-

En especial si eres introvertido -un 70% de las personas altamente sensibles lo son-, el artepuede convertirse en una terapia, una forma de expresar tu mundo interior a través de otros lenguajes –danza, música, pintura, etc-  e, incluso, de verte reflejado/a en él.

 

30. ago., 2017

 

Y VIVE LA VIDA CON MAYOR ENTUSIASMO

Buscar un objetivo e ir tras él nos ayudará a vivir con mayor intensidad

Son muchas la razones que pueden llevarnos a una pérdida de ilusión: un fracaso, una pérdida, un trauma… En ocasiones, es posible, incluso, que ese vacío existencial aparezca únicamente como consecuencia de la falta de objetivos en la vida. Sea cual sea el motivo, lo importante es volver a llenar nuestra existencia de sentido.

 

Una vida sin motivación es como un coche sin combustible. Para arrancar de nuevo, es necesario repostar lo antes posible para, de manera, llegar a nuestro destino

 

BUSCA TU PROPIA TRAYECTORIA VITAL.-

Una vida sin ilusiones es una vida vacía. Es conveniente, por tanto, hacer un esfuerzo por volverla a llenar. ¿Y cómo podremos hacerlo? Pensar en lo que nos gustaría hacer y tratar de conseguirlo.

Hay muchos tipos de objetivos. Pueden ser:

  • de índole familiar (“tener hijos”, “hacer reformas en casa”)
  • sentimentales (“llevarme mejor con mi pareja, con mis hijos”)
  • sociales (“pasar más tiempo con mis amigos”, “realizar proyectos sociales”),
  • profesionales (“ser más eficiente”, “encontrar un trabajo mejor”, sacar unas oposiciones”, realizar proyectos profesionales”), etc

La clave es buscar aquél que más nos motiva a ir a por ello.

Procura ser concreto/a.-

Para que funcione, tu objetivo tiene que ser formulado de la forma más precisa posible.

En lugar, por ejemplo, de proponernos una meta general como “tener más amigos”, es mejor que tomemos decisiones como: “apuntarme a un centro excursionista”, “asistir a las fiestas y reuniones que organicen mis amigo”, etc.

Así será más fácil ir en la dirección correcta.

“El hombre tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que le sostiene”.  Blaise Pascal, matemático y filósofo francés

 

No pidas imposibles.-

Procura que tus metas sean asequibles a corto y medio plazo y, sobre todo, que no dependan de la suerte, sino de tu propio esfuerzo y perseverancia.

Si tus planes son muy ambiciosos, procura fraccionarlos de manera que, cada vez que alcances un pequeño logro, consigas la motivación necesaria para ir hacía el siguiente.

 CAMBIA TU FORMA DE HACER LAS COSAS.-

Ya tienes marcadas tus metas. Ahora tan sólo necesitas ir hacia ellas. Para ello, debes adoptar una actitud proactiva, es decir, tomar las decisiones que sean necesarias para ir en la dirección que tú deseas.

No caigas en la rutina.-

En ocasiones, la falta de entusiasmo no es más que la consecuencia de una vida demasiado rutinaria. Para evitarlo, es importante variar tu forma de hacer las cosas. Cualquier cambio, por pequeño que sea, será una bocanada de aire fresco que aumentará tu energía vital.

Elimina distracciones.-

Nuestra energía es limitada, por lo que si la malgastamos en actividades que no nos aportan nada, apenas nos quedará para lo que realmente nos importa. Organízate bien y evita todo aquello que te aparte de tus objetivos. Aprovecharás mejor tu tiempo y tu entusiasmo se multiplicará.

 

3 FORMAS DE HALLA LA INSPIRACIÓN

1. INTERCAMBIA IDEAS.- Hablar con personas con tus mismas inquietudes puede resultar muy enriquecedor y creativo.

2. VISUALIZA TUS METAS.- Trata de imaginar cómo será tu vida una vez que consigas tus metas. Te servirá de aliciente

3. SAL DE TI MISMO/A.- No hay mejor remedio para desbloquearse que buscar ideas en el exterior. Escucha música, disfruta de la naturaleza, lee un buen libro, medita para tener más claridad mental…