27. ago., 2018

AUMENTA TU CAPACIDAD DE CONCENTRACIÓN

FIJARSE EN UNA COSA CADA VEZ, TE AYUDARÁ A MEJORAR TU RENDIMIENTO

Si te notas cada vez más despistado/a y distraído/a, es posible que se deba a que tengas demasiadas cosas en la cabeza.

Ordenar tus actividades te ayudará a estar más atento/atenta y a aumentar tu eficacia.

El cerebro, como cualquier otro órgano del cuerpo, se fatiga si lo usamos en exceso, llevar a cabo varias tareas a la vez, hace que en cada ocasión, estemos más despistados y olvidadizos. Para evitarlo, es necesario darnos un respiro y, sobre todo, no someternos a un exceso de distracciones.

ESTAR ATENTO,  EL PRIMER PASO

Las personas con facilidad para concentrarse tienen más memoria y agilidad mental, por lo que realizan sus tareas con una mayor eficacia. Si tú también quieres conseguirlo, el primer paso que debes dar es tratar de mejorar tu capacidad de atención.

No te distraigas.-

Cuando tengas que realizar una actividad que requiera una gran concentración debes eliminar las distracciones, tanto externas (móvil; televisión; ruidos, etc) como distracciones internas (preocupaciones; pensamientos negativos, etc).

Evita hacer varias cosas a la vez.- 

Está más que comprobado que el denominado "multitasking" (multitarea) es el principal enemigo del trabajo bien hecho.

Si tienes varias cosas que hacer, hazlas siempre de una en una, fijando al máximo la atención en cada una de ellas.

Ordénalas, además, en función de tus prioridades (primero la más urgente, la más costosa o la que menos te gusta y después las demás).

Dale un descanso a tu cerebro.-

Para mejorar la atención, los expertos aconsejan realizar un descanso de 5 minutos cada 25. Procura, sin embargo, que se trate de un verdadero descanso.

Lo ideal es levantarse, realizar ejercicios de estiramiento, mirar por la ventana, ir a beber agua, etc. Evita consultar el móvil, ver la televisión o leer.

Sigue un plan.-

Si dejas las cosas al azar, lo más probable es que te distraigas con mucha más facilidad que si estableces un plan de actuación. Antes de empezar el día, detalla dónde vas a poner el foco en cada momento.

Si, por ejemplo, quieres ponerte a leer, márcate una hora para empezar a hacerlo. De esta manera evitarás distraerte con otras cosas (redes sociales, televisión, etc) y perder el tiempo del que dispones para hacerlo.

EJERCICIOS PARA ENTRENAR LA ATENCIÓN

Hay actividades que resultan útiles para fomentar la concentración. Jugar a la ajedrez, por ejemplo, es una de ellas. También es útil dibujar, pintar, escuchar música clásica o de New Age, meditar, hacer ejercicio relajante tipo Yoga o Tai Chi, etc.

Algunos ejemplos:

1. Cuenta las letras.-

Abre un libro cualquiera y cuenta todas las letras "a" que encuentres en una página.

2. Escucha música.-

Hazlo durante 10 minutos. No importa el estilo ni el ritmo. Concéntrate un uno de los instrumentos y focaliza tu atención en su sonido.

3. Analiza un discurso.-

En primer lugar, escúchalo durante cinco minutos. A continuación, escribe en un papel un breve resumen del mismo con las ideas principales. Si puedes, es mejor escribirlo a mano.

LA IMPORTANCIA DE LOS BUENOS HÁBITOS

El cerebro está muy conectado con el cuerpo. Para que funcione al máximo, es necesario, por lo tanto, que nos aseguremos que estamos en una buena condición física.

Descanso.-

Dormir un número adecuado de horas ayudará a mejorar nuestrros niveles de atención y concentración. Además, nos permitirá consolidar los conocimientos adquiridos durante el día.

Deporte y Ejercicio Físico.- 

Ayuda a liberar la tensión muscular y, por lo tanto, también la mental. Además, aumenta las endorfinas y con ellas se reduce la sensación de ansiedad y de estrés. 

Dieta.-

Tan perjudicial es para nuestra concentración pasar hambre como comer en exceso. Mantener una alimentación equilibrada y ligera nos ayudará a conseguirlo. 

 

"La concentración es la raíz de todas las capacidades del ser humano"   Bruce Lee, actor y deportista chino