15. jun., 2018

POTENCIA TU INTELIGENCIA PERSONAL

Y SACA MÁS PARTIDO A LA VIDA

Aumentar nuestro nivel de satisfacción es la forma más segura y duradera de ser Féliz

Quienes han aprendido a desarrollar su inteligencia personal llevan ventaja a la hora de aprovechar las oportunidades que les brinda la vida y de mantener el control ante cualquier situación, entre otros motivos, proque saben valorar sus virtudes y gestionar sus emociones.

Fomentar la inteligencia personal, una capacidad que sólo tenemos los seres humanos, no es otra cosa que cultivar nuestra Paz Interior.

Sacar partido a este tipo de inteligencia tiene muchas ventajas porque nos permite controlar mejor nuestros impulsos y mantener más estables nuestras emociones. Como consecuencia, las personas que aprenden a potenciarla hasta el máximo de sus posibilidades se sienten más satisfechas consigo mismas y felices con sus vidas.

ENCUENTRA EL BIENESTAR INTERIOR

1. Conócete a tí mismo.-

"Alli donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma"  William Shekaspeare.  


Para conseguir el tan ansiado equilibrio interior es necesario conocernos en profundidad, lo que significa no sólo aceptar nuestras debilidades, sino también apreciar nuestra larga lista de virtudes.

Los individuos que tienen una inteligencia personal poderosa saben disfrutar de su propia compañía porque han aprendido a quererse bien.

"El más grande secreto para la felicidad es estar bien con uno mismo"  Bernard B. de Fontenelle

2. Mira hacía dentro.- 

No temas estar a solas porque ésos son los momentos que mejor se prestan al trabajo de introspección ¿Qué es lo que me hace sentir bien en esta vida? ¿saco partido a todo mi potencial? ¿qué emociones me dominan?, ¿cuáles he conseguido controlar con esfuerzo y tesón?, etc.

3. Vive aquí y ahora.-

Las personas que disfrutan de una buena inteligencia personal viven centradas en el presente, sin anclarse en el pasado (que ya no está) ni proyectarse en el futuro (que sólo existe en nuestra mente).

Vivir sin obsesionarse por el mañana es, por otro lado, el mejor antídoto frente al miedo, el más grande saboteador de nuestra felicidad.

4. Sé positivo/a.-

Averigua si las conversaciones que mantienes contigo mismo/a son optimistas y estimulantes, es decir, te ayudan a avanzar o, por el contrario, te desmotivan y paralizan. En este último caso, intenta sustituir los pensamientos pesimistas por otros neutros del tipo "todo se andará"; "el tiempo dirá"; "el futuro no está escrito", etc., para, en una segunda fase, tratar de reemplazarlos por  ideas positivas.

"Basta creer que se puede hacer algo para tener ya medio camino hecho".  John Baomes

5. Sé flexible.-

Adoptar la visión que, en cada ocasión, resulte más favorable a nuestros intereses es otra de las habilidades en posesión de las personas con una buena inteligencia personal.

Tal vez no te apetece iniciar una tarea, por ejemplo, pero sabes que motivado/a funcionas mejor. ¿Entonces, a qué esperas para encontrar la motivación?

6. Muestra gratitud.-

"Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo" Paulo Coelho

En este sentido, la inteligencia personal nos ayuda a valorar lo que, a veces, damos por hecho y sacar más provecho a nuestra vida.

"El hombre que más ha vivido no es aquel que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida" Jean Jacques Rousseau

 

DESCONECTAR, ES BÁSICO

Los individuos que disponen de una buena inteligencia personal saben "apagar" su mente cuando resulta necesario por la capacidad que tienen para controlarse a sí mismos

Distracción.-  Una forma sencilla de conseguirlo es realizando una tarea que requiera una gran concentración: cocinar una receta elaborada, leer, hacer crucigramas, meditar, realizar una actividad artística, etc.

Conexión con el cuerpo.- Tus preocupaciones perderán terreno si tratas de conectarte con tu cuerpo a través de una actividad física: ir en bici, salir a pasear, o a correr, hacer Tai-Chi; Tao-Zen;  Qi Gong; Yoga; etc.