26. may., 2018

Evita los pensamientos negativos

EVITA LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

¿TE PREOCUPAS DEMASIADO?

EVITA LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Cuestionar los temores irracionales te ayudará a relativizar y relajarte.

Pensar una y otra vez en temas que no puedes solucionar puede llevarte a un círculo vicioso de difícil solución. Evítalo adoptando una actitud más racional y positiva.

Sabemos que preocuparnos en exceso no es bueno, pero, en ocasiones, no somos capaces de dejar de hacerlo y le damos vueltas una y otra vez a los mismos temas, una costumbre que genera ansiedad, nerviosismo, e, incluso, miedo.

El secreto para conseguirlo es tratar de no anticiparnos a lo que pueda pasar en el futuro y disfrutar del momento presente.

"Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer" Dale Carnegie 

Combate el miedo con el positivismo.-

Preocuparse no tiene por qué ser un mal hábito, siempre y cuando se utilice únicamente para encotnrar la solución de un problema. Pero cuándo esa solución no existe o no depende de nosotros, hacerlo es una pérdida de tiempo.

Para acabar con este círculo vicioso, lleva a la práctica estos sencillos consejos.

- Frena la incertidumbre.-

En ocasiones, el simple hecho de no saber cuál será nuestro futuro hace que nos agobiemos sin razón. En estos casos, vale la perna llevar a cabo el siguiente ejercicio:

 Piensa en aquello que te preocupa y, a continuación, en lo peor que podría pasar. Por ejemplo, si tienes miedo de perder tu trabajo, recrea en tu mente esata posibilidad como si fuera real y trata de asumirlo.

Este ejercicio te dará tranquilidad y te ayudará a no pensar en ello con tanta frecuencia.

"Preocuparse es como sentarse en una mecedora, te entretine, pero no te lleva a ningún situo" Glenn Turner, deportista neozelandés.

- Trata de vivir en el presente.-

Haz todo lo posible para centrarte en el aquí y ahora. Mantente ocupado/da y disfruta de lo que estés haciendo en cada momento. De esta manera, evitarás que tu mente empiece a divagar y acabe donde siempre, en el lugar de las preocupaciones.

- Olvídate del "Y si...".-

Todos queremos que las cosas salgan bien, pero estar alerta de forma constante para que absolutamente todo sea como tu quieres puede resultar agotador.

Para evitarlo, intenta adoptar una actitud más relajada y realista. No pasa nada si te equivocas o si las cosas no salen como estaba previsto. 

Si asumes que la perfección no existe, lo aceptarás todo mucho mejor.

- Frena tu tendencia a la negatividad.-

Si tienes pensamientos irracionales, es decir, completamente alejados de la realidad, trata de cuestionarlos, de hacerte a ti mismo preguntas como:

¿Qué posibilidades hay de que mis temores sean reales?

¿Soy objetivo a la hora de valorarlos?

¿Realmente creo que esto pasará en el futuro?, etc.

 

SITUACIONES POR LAS QUE NO VALE LA PENA AGOBIARSE

Cuándo un pensmaiento es improductivo, es mejor dejarlo marchar.

SUCESOS QUE TUVIERON LUGAR EN EL PASADO:  Ya no hay marcha atrás, por lo que no tiene sentido pensar en ellos una y otra vez. Lo único que puedes hacer es aprender del error para no volver a repetirlo.

PROBLEMAS SIN SOLUCION: Si no hay manera de arreglarlos ¿por qué procuparse por ellos? Si lo haces, te desgastarás inútilmente. Por mucho que te duela, es mejor que pases página.

COSAS QUE NO ESTÁN EN NUESTRAS MANOS:  Si la solución no depende de ti, es inútil agobiarse por ello. Deja que sean las personas que sí pueden hacerlo las que lo solucionen.