23. mar., 2018

DISCUTIR EN POSITIVO

 EL SECRETO PARA UN BUEN ENTENDIMIENTO

 

RESPETAR AL OTRO Y TRATAR DE EMPATIZAR CON ÉL TE AYUDARÁ A CONSEGUIRLO

Antes de discutir con alguien deberíamos hacernos esta pregunta: ¿Cuál es el objetivo, ganar o llegar a un acuerdo?  Si quieres esto último, ésta es la estrategia a seguir.

Vivimos en una época convulsa. La sensibilidad está a flor de piel y los conflictos son frecuentes.

A nadie le gusta discutir, sobre todo con personas que apreciamos, pero, a veces, es necesario hacerlo. Si lo llevamos a cabo de manera constructiva, podremos llegar a un acuerdo sin enfadarnos ni ofrender a nuestro interlocutor.

"El secreto para evitar las discusiones es la comunicación afectuosa y respetuosa" John Gray

BUENAS MANERAS Y TOLERANCIA

Por regla general, solemos discutir en clave negativa. Cuándo tenemos delante a una persona que no puensa como nosotros, nuestra primera reacción es ponernos a la defensiva y tratar de ganarle la partida con nuestros argumentos. Pero esta actitud, en lugar de resolver el conflicto, no hace más que agravarlo. Para evitarlo, sigue estos pasos.

No pierdas los nervios.-

Aunque te cueste, debes mantenerte tranquilo. Sé respetuoso y no pierdas el control en ningún momento. Evita que la conversación degenere en insultos, grios o descalificaciones. No olvides que las malas maneras te desacreditan ante los demás.

"El objeto de toda discusión no debe ser el triunfo, sino el progreso"  Joseph Joubert

Escucha a tu interlocutor.-

Deja que diga todlo lo que tiene que decir, prestando atención y sin interrupirlo en ningún momento. De esta manera, además de hacerte una idea de cómo piensa sobre el tema que os ocupe, conseguirás que libere la tensión que es muy posible que acumule

Respeta su opinión.-

Aunque no estés de acuerdo con ella, es tan legítima como la tuya. Además, escuchar otros puntos de vista diferentes a los tuyos puede darte una información muy útil a la hora de valorar un tema en particular.

LA MEJOR FORMA DE LLEGAR A UN ACUERDO

Una ves se han expuesto las dos posturas, es el momento de negociar. Para ello, es necesario ser flexibles y tener pacinecia, ya que es algo que dificilmente se consigue a la primera.

Un acercamiento mutuo.-

Cuando las posiciones están encontradas, es necesario que ambas partes cedan un poco para llegar a un terreno común. No trates de imponerte ni con el tono de voz ni con tus ademanes.

Discúlpate si es necesario.-

Si, por alguna ra´zon, tu interlocutor está molesto, no dudes en pedirle perdón de forma sincera. No creas que eres menos por hacerlo, tolo lo contrario. Conseguirás dar un importante paso adelante en la discusión y llegar más fácilmente al acuerdo.

Adopta una actitud empática.-

Tu interlocutur agradecerá que trates de comprenderlo. Frases como "Comprendo que te sientas molesto" ayudan a crear un ambiente satisfactorio para el entendimiento.

 

LAS REGLAS DE ORO PARA HABLAR SIN ENFADARSE

1. Evita el resentimiento.- Céntrate únicamente en el tema que os ocupa

2. No descalifiques al otro.- No critiques a la persona ("eres un impuntual"), sino la acción ("no me gusta que llegues tarde")

3. Sé Asertivo.- Evita las actitudes agresivas pero también las excesivamente inhibidas. Lo correcto es estar en el punto medio