15. sep., 2017

¿Eres muy sensible? Aprende a protegerte

CONOCERTE MEJOR

TE AYUDARÁ A SUPERAR ESA SENSACIÓN DE VULNERABILIDAD A FLOR DE PIEL

¿Te emocionas con facilidad?. ¿Das muchas vueltas a las cosas? ¿Captas sutilezas que pasan desapercibidas para el resto de los mortales?

Sigue leyendo, todo tiene una explicación….

Según señalan los expertos, una de cada cinco personas es altamente sensible. Esta característica de tu personalidad no tiene por qué ser negativa. Si sabes gestionarlo, te convertirás en una persona receptiva, que vive con los brazos abiertos al mundo, con una gran sensibilidad artística y una excelente capacidad para disfrutar la vida al máximo.

ASUMIRLO, ES EL PRIMER PASO

Una persona se clasifica como altamente sensible cuando reúne estas peculiaridades:

1. Tu mente no descansa.-

Tiendes a fijarte en los detalles y procesas la información que recibes profundamente. Reflexionas mucho sobre los temas en general y sueles dar vueltas a las cosas para comprenderlas mejor.

2. El exceso de estímulos te satura.-

Te sientes fácilmente abrumado/a cuando debes procesar mucha información a la vez: si tienes varios frentes abiertos, sufres un pico alto de trabajo, hay mucha gente hablando o moviéndose al mismo tiempo, demasiado ruido, etc.

3. Eres todo/a emoción.-

Las personas altamente sensibles con muy profundas y se conmueven con suma facilidad. Para bien y para mal, tu manera de experimentar la felicidad, la tristeza, la alegría, la injusticia, la decepción, el placer, etc. es intensa.

4. En estado de sobrealerta.-

Tu sensibilidad está tan desarrollada que captas con habilidad los pequeños detalles: sutiles cambios en el entorno, variaciones en el estado de ánimo de las personas, etc. Eres capaz de sentir en tu propia piel las emociones de los demás, como si las estuvieras experimentando tú mismo/a.

5. A qué se debe.-

La explicación científica que dan los especialistas es que el hemisferio derecho de las personas altamente sensibles, la zona relacionada con las emociones, sentimientos y la creatividad, está más activo. 

 

CANALIZA LOS ESTÍMULOS

¿Quieres vivir este rasgo de tu personalidad sin sentirte tan expuesto/a y vulnerable?

1. Sintoniza la frecuencia adecuada.-

Tienes una excelente antena receptora, pero debes saber hacía dónde enfocarla para recibir “buenas ondas”. Si te saturas con una frecuencia, sintoniza otra. Eso significa centrar tu atención en otros asuntos o personas.

2. Siéntete útil.-

Al igual que quien es inquieto debe buscarse tareas que le mantengan entretenido, tú necesitas sentirte útil. Tu capacidad de entrega es muy alta, pero tienes que ser selectivo/a: Tu capacidad de entrega es muy alta, pero tienes que ser selectivo/a: Busca a personas que sean merecedoras de tu apoyo e involucración. Si no te sientes valorado/a o gratificado/a, establece límites y aprende a decir “no”.

3. Busca la intención positiva.-

A veces, nuestra mente hace interpretaciones negativas –“lo ha hecho adrede”-, “seguro que eso iba por mí”, etc., interpretaciones que no siempre se ajustan a la verdad. Baja el nivel de susceptibilidad concediendo el beneficio de la duda. ¿Te cuesta?. Pon freno a tus pensamientos con frases relativizadoras, tipo: “Sus razones tendrá”, “no es tan importante, para qué darle más vueltas”, etc.

4. Fuerzas en equilibrio.-

“Somos más sensibles a los males que aquejan a este mundo que a los bienes que lo adornan”, decía la Reina Cristina de Suecia.

Sé consciente de esta tendencia tan humana para no dejarte arrastrar por los contratiempos. Si es necesario, no entres en conversaciones catastrofistas y limita tu exposición a las noticias alarmantes.

“La inteligencia emocional representa el 80% del éxito en la vida” Daniel Goleman, psicólogo

 

ENCAUZA TU CREATIVIDAD

Un gran número de personas sensibles tienen talento artístico. Sensibilidad y Creatividad siempre han ido de la mano.

Saca tu vena artística.-

Explora, capta, transmite… Seguro que hay algo que te emociona y te gustaría compartir a través de la fotografía, la escritura, la pintura, el canto, tocar algún instrumento musical, el dibujo, etc. ¡Adelante!

Como terapia.-

En especial si eres introvertido -un 70% de las personas altamente sensibles lo son-, el artepuede convertirse en una terapia, una forma de expresar tu mundo interior a través de otros lenguajes –danza, música, pintura, etc-  e, incluso, de verte reflejado/a en él.