20. may., 2017

MANTEN LA CALMA

MANTEN LA CALMA

Y TOMA EL CONTROL ANTE CUALQUIER SITUACIÓN

Antes de reaccionar, piensa qué opción te hará sentir mejor a medio y largo plazo.-

Las personas no siempre actúan como nos gustaría, algunos planes se tuercen de forma inesperada y nuestras expectativas, a veces, se ven frustradas.

Pase lo que pase, no pierdas la calma y confía en que todo va a salir bien

La confianza es en sí misma el primer secreto del éxito” Emerson

 

Albert Einstein creía que la decisión más importante que tomamos en la vida es pensar si vivimos en un universo cordial o en uno hostil.

Si buscas ocasiones para sentirte agraviado, resentido, desafiado, etc., la encontrarás por todas partes.

Si intentas un cambio, dirigir tu atención a esos momentos en que te sientes agradecido o valorado y pones todo de tu parte para que el mundo sea un lugar más apacible, conseguirás que así sea.

Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener la razón”, Frase anónima.

 

LA SERENIDAD, tu mejor compañera

1. ¿Ofendido/a, yo? “Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte” Wayne Dyer en su libro “El poder de la intención”

Cuándo una ofensa genera un ataque y a éste le sigue un contra-ataque, se inicia un círculo vicioso que sólo alimenta el resentimiento.

¿Cómo lograrlo?   Antes de lanzarte a la yugular de alguien, reflexiona y valora si vale la pena.

Nadie puede molestarte sin tu consentimiento”, asegura Dyer. Defiende tu espacio si es necesario, pero sin perder los papeles. No puedes cambiar la conducta de los demás, pero eres dueño/a de la tuya.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo” decía Gandhi

 

2. La vida no es una competición.- Las personas que se liberan de la necesidad de llegar los primeros a cualquier meta –saber más sobre un tema, tener los hijos más listos, etc- han ganado una de las partidas más difíciles: la paz interior “Cuando te das cuenta de que no te falta nada, el mundo entero es tuyo”  Lao Tse.

Cómo lograrlo.- Vivir pensando en ser el mejor es extenuante ¿A menudo, te comparas con los demás? Dirige el foco hacia ti y date permiso para compararte, pero sólo contigo. Ésta es la forma más sana de superarte a ti mismo/a.

 

3. Practica la humildad.- Como dice el Talmud: “Incluso si eres perfecto en otros sentidos, fallas si te falta la humildad

Cómo lograrlo.- Valórate por quien eres no por tus logros o tus posesiones y muestra respeto hacia las personas que tratas, independientemente de su edad, aspecto, condición social o profesión.

 

4- Borrón y cuenta nueva.- Otra medida muy útil cuando algo no ha salido como esperábamos es aceptarlo y pasar página.

Cómo lograrlo.- Cuando te sientas contrariado/a por algo, compártelo si así lo deseas, pero sin juicios ni lamentos excesivos. Instalarse en la queja envuelve los pensamientos en negatividad. Pensar “no me compensa, elijo sentirme bien” es de gran ayuda.

El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo”  Antoine de Saint-Exupery,  autor de “El Principito”

 

LA REGLA NÚMERO 6

Recogido del libro: “El arte de la posibilidad”

Dos primeros ministros están reunidos con sus adjuntos departiendo problemas de Estado. De repente, uno de los presentes, enfurecido por un comentario, sube el tono de voz y empieza a dar puñetazos en la mesa. El mandatario del país anfitrión le dice: “Haz el favor de recordar la regla número 6” Dicho lo cual, recupera la calma y se disculpa.

Otra de las personas presentes monta una escena similar y el político le dedica las mismas palabras. Asombrado, el primer ministro que está de visita le pide a su homólogo si puede compartir con él el secreto de la regla número 6

“Muy sencillo –responde-. La regla número 6 es: No seas tonto. No te tomes tan en serio”