1. may., 2017

DEJA ATRÁS EL RENCOR Y PASA PÁGINA

DEJA ATRÁS EL RENCOR Y PASA PÁGINA

 El Perdón es reparador, ya que ayuda a cerrar un capítulo de nuestras vidas.

 Perdonar no es una tarea fácil, pero cargar durante años con el resentimiento, tampoco lo es. Así lo explica la psicóloga Jenny Moix,

“no se debe perdonar con fines altruistas, sino, aunque sea por egoísmo, para alimentar nuestra propia felicidad” 

Si bien hay individuos que, gracias al perdón, se sienten mejores personas –más compasivas, benevolentes, etc-, el objetivo final es poder avanzar por la vida más ligeros de equipaje. 

Perdonar, según indica Moix, autora de “Cara a cara con tu dolor”, significa ser capaz de pasar página y olvidarse de la venganza. Y es que el resentimiento, si no se erradica a tiempo, es una especie de carcoma que consume por dentro. 

Gestionar las emociones.- 

Para dejarlo ir no se necesita firmar ningún tratado de paz. No siempre podemos evitar una ofensa o un daño, pero la decisión de sanar la propia herida y mirar hacia adelante sólo depende de nosotros. 

No sigas buscando razones.- 

Es más fácil superar el resentimiento cuando sabemos el motivo que llevó a una persona a hacernos daño.  

Aunque no siempre hay una explicación lógica; y aunque la haya, no siempre tenemos la oportunidad de conocerla y, aun suponiendo que exista y que la sepamos, no siempre vamos a ser capaces de entenderla. 

Buscar respuestas es de humanos, pero si nos encallamos ahí, sólo daremos vueltas y más vueltas a la cabeza, buscando razones que no nos servirán de nada. 

Según la Programación Neurolingüistica (PNL), en estos casos es más útil buscar el “para qué”, algo que sólo depende de nuestro punto de vista: lo hizo para alejarse de mí, marcar su territorio. 

Evita alimentar el rencor.- 

No existen terapias que borren los recuerdos, ni anestesiantes que reduzcan el dolor emocional, pero si conseguimos hacer un trabajo deaceptación y dejamos que el tiempo “lo cure todo”, todas esas experiencias negativas irán perdiendo fuerza en nuestra mente. 

Busca tu bienestar.- 

Si bien el resentimiento tiene una función –recordarnos lo que no es aceptable, ser más precavidos, etc.- y forma parte del proceso de aceptación; si se enquista en nuestro interior, acabará dañándonos. 

Aunque nuestra rabia estuviera más que justificada, debemos gestionarlapara evitar bloqueos. De lo contrario, al igual que otros sentimientos negativos, como la ira o la culpa, nos hará sufrir aún más. 

Suelta lastre.- 

Dejar a un lado esas ofensas o agravios del pasado, aparte de indicar nuestra firme voluntad de salir adelante, nos permitirá disfrutar el presente. 

El perdón –advierte el terapeuta Walter Riso- es un regalo que me hago a mí mismo. Perdonar es aliviar la carga que me causa el rencor, es dejar mi corazón libre para que yo vuelva nuevamente a creer y/o amar, es volver al cauce natural” 

 

DESCUBRE LOS LÍMITES DEL PERDÓN 

Perdonar es negarse a que el resentimiento siga echando raíces, asegura el psicólogo Walter Riso. En su libro “Pensar bien, sentirse bien” da respuesta a algunos interrogantes.

¿Perdonar es absolver?.- 

“Perdonar no implica borrar la falta como por arte de magia o hacerla a un lado como si nada hubiera pasado. El hecho queda registrado y está vivo de alguna manera en la memoria” 

¿Perdonar es olvidar?.- 

El Perdón no es amnesia, entre otras cosas porque no sería adaptativo borrar al infractor de nuestra base de datos y quedar por ingenuidad en riesgo de un nuevo ataque”. 

¿Perdonar es renunciar a la justicia?.- 

“El acto de perdonar no entraña que debamos renunciar a defender nuestros derechos o dejar de luchar por lo que creemos, más bien se trata de no entrar en el juego del odio” 

¿Ha de haber arrepentimiento?.- 

“El arrepentimiento por parte del ofensor facilita el perdón, sin lugar a dudas, pero no es una condición necesaria o suficiente”

 

Espero que este artículo te haya gustado,

Nos vemos en la próxima entrega