17. feb., 2017

SUPERA LAS DUDAS CONFIANDO EN TU INTUICIÓN

 

Escuchar nuestra voz interior ayuda a escoger el mejor camino

Como el sentido común o la empatía, la intuición es una herramienta muy útil en manos de una persona.

Las computadoras más sofisticadas pueden ganar una partida de ajedrez, pero son incapaces de adivinar con la precisión de un pescador el tiempo que hará con sólo echar un vistazo al cielo.

Muchas personas asocian la intuición a un poder especial que sólo unos pocos privilegiados poseen. Aunque, en realidad, todos podemos desarrollar ese sexto sentido porque se basa y se apoya en las experiencias que acumulamos con los años.

“Uno debe abandonarse a su intuición, sabemos más de lo que creemos” David Lynch, director de cine.

 

Despierta esa capacidad innata.-

Expertos en el proceso de la toma de decisiones aconsejan confiar en la intuición cuando, en una decisión, hay diversas variables en juego. Eso no significa que tengamos que renegar de la razón y funcionar a golpe de corazonadas, sino ser conscientes de que lo racional y lo intuitivo trabajan mejor cuando van de la mano.

De lo que se trata, en definitiva, es de identificar ese presentimiento que toma la forma de un impulso irracional, una reacción inesperada o una sospecha aparentemente infundada y tomar esa señal en consideración.

“El destino no depende del azar, depende de saber elegir

 

Qué es.-

La intuición no es otra cosa que una suma de datos y matices recopilados a través de la experiencia, que nuestro cerebro registra en planos inconscientes y que aparece de forma repentina, cuando menos lo esperamos.

“Hay un chispazo en la conciencia, llámese intuición o como se quiera, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué”Albert Einstein

 

Cuándo aparece.-

Esos “chispazos” suelen surgir cuando desconectamos el piloto automático al volante, conduciendo por una carretera solitaria, contemplando un atardecer, durante el sueño, etc. Es decir, cuándo posamos nuestra mirada sobre las cosas, sin usar la razón.

El matemático Arquímedes ideó la Ley de la Hidrostática, su fórmula más conocida, al dar una tregua a sus conjeturas mentales y meterse en la bañera, aplicando la experiencia práctica.

El reputado químico Kekulé, descubrió la estructura de la molécula del benceno después de soñar con una serpiente que se mordía la cola, lo que le llevó a plantearse la posibilidad de que esta molécula tuviera forma de anillo en lugar de formar cadenas lineales, opción que barajaban todos los investigadores, incluido él mismo.

 

Cómo aparece.-

Las intuiciones no se tienen, vienen de repente –a través de una frase o una imagen reveladora, una reflexión esclarecedora, etc.- y más que pensarse, se siente. Se puede sentir como: una fuerza arrebatadora, un escalofrío, un nudo en el estómago, etc.

Ante una decisión difícil, intenta fluir, desconectar la mente y escuchar tu cuerpo. Todos podemos tener una revelación basada en la intuición, siempre y cuando nos liberemos de los razonamientos excesivos y confiemos en nuestro instinto.

“La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos” Harold Macmillan

 

ENTRENA TU PODER DE OBSERVACIÓN

Atención a los detalles.-

Según explica Robin M. Hogarth en su libro “Educar la intuición: el desarrollo del sexto sentido”, la mayoría de mujeres son más hábiles que los hombres a la hora de cazar al vuelo una mentira o adelantarse al pensamiento de otra persona porque, simplemente, comprenden mejor las señales no verbales. Su radar está más ejercitado para captar las emociones de las personas de su entorno.

Para entrenar esa capacidad, sé más observador/a.es decir, presta más atención a los detalles.

“Gran parte de la intuición se adquiere mediante la interacción con el medio” aseguraHogarth

 

Sin ideas preconcebidas.-

La doctora en Psicología Jenny Moix explica en uno de sus artículos que, para ejercitar nuestro sexto sentido, es necesario “observar pero sin perjuicio”

Es por la lógica que demostramos, pero por la intuición que descubrimos” Henri Poincaré